sii, sii, yo voy- y así quedaban este par de cómplices, llegando Cassandrita donde ellos, recibiendo la noticia de su amiga y aceptando de buena manera la ayuda de Armando, pero volteando ella hacia la tienda del viejo para asegurarse que su macho.
De me mas d duro!
Por su parte el ya todo traspirado viejo se sentía muy cómodo al estar punteándola a su regalado antojo, mientras ambos escuchaban como la madre de la chamaca movía utensilios de cocina o como deambulaba por la casa moviendo distintos tipos de cosas, o abriendo.Si no fuese casado te juro que te hubiera hecho mi esposaaaa!Antes de continuar, mis más sinceros agradecimientos a todos aquellos que siguen, leen, comentan y valoran esta porno novela, esperando y este capítulo sea de su agrado.Sin más que hacer y definitivamente ya no obteniendo respuesta por parte de la nena, la atractiva señora que trabajaba en la salud pública como auxiliar de enfermería, se marcho a su trabajo dejando inconscientemente que su hija siguiera culiando todo lo que ella quisiera.La nena veía el mensaje y se lo creía, pero de ningún modo iba a permitir que su viejito fuera a verla, era muy tarde y podría pasarle algo.El viejo aprovechó ese movimiento que la nena realizaba y lentamente la fue acomodando el mismo, al grado de que la nena quedó en posición de perrito, el viejo se acomodó y de un solo empujón volvió a meter la descomunal vaina dentro.EL despertar sexual DE cassandra, eL SEÑOR DE LA tienda III.Ya a solas y en su habitación la angustiada colegiala poco a poco iba comprendiendo que las buenas intenciones del chulesco policía no eran más que patrañas.no seas pendejo, esa putilla de esquina estará muy penetrable pero no me convence como para comprometerme con ella porque sé que ella nunca dejaría a su novio por un viejo cochino como yo jajajaja, hay que ser realistas mi buen, lo único que quiero.de esa, jiji, de esa que le sale de ahí- expresó Cassandrita apuntando tímidamente la zona genital del viejo, volteando de reojo para descubrir algo dentro del short que luchaba por ser liberado, por momentos Cassandrita juraba ver que esa cosota se movía.Fue en esos momentos en que Cassandrita vio a su compañero Armando quien ya había impreso su trabajo y se dirigía al portón, no lo pensó dos veces y le llamó: -Armando!, Armando!,- el joven volteó para ver quien le hablaba y cuando vio que.
Me importa una verga lo que piense tu madre y el viejo ese si nos sorprendieran!, Además que sería bastante tentador que toda tu familia se enterara que nos sorprendieron culiando, jejejje Te gusta!?
andeee!, siga Don Marceee, no sé qué tengo pero me siento muy calienteeee!- negras maduras putas decía la nena apretándose uno de sus pechos sintiendo exquisito en cada embestida que ella se daba, el viejo veía como la chiquilla echaba su cuerpo hacia atrás hasta que sus carnosas.





jijij, ya Don Marce, ya váyase- decía la nena no por tratar de evitar ese verbal juego sucio, sino más bien porque no sabía mucho como expresarse en esos campos, aunque también a todo esto recordaba que para la seguridad de ella así como.

[L_RANDNUM-10-999]