Gaudium et spes, 67: AAS 58 (1966).
Con mucha frecuencia la población civil es atacada, a veces incluso como objetivo bélico.
Alanen, Lilli; Witt, Charlotte (2004).126Pablo VI, Carta enc.Esta formación debe tener en mujeres en busca de hombres guatemala cuenta su compromiso en la vida civil : «A los seglares les corresponde, con su libre iniciativa y sin esperar pasivamente consignas y directrices, penetrar de espíritu cristiano la mentalidad y las costumbres, las leyes y las estructuras.Is 32,17 1020 entendida en sentido amplio, como el respeto del equilibrio de todas las dimensiones de la persona humana.Centesimus annus, 53: AAS 83 (1991) 859; Congregación para la Doctrina de la Fe, Instr.241Concilio Vaticano II, Const.El compromiso de las autoridades civiles y políticas, llamadas a servir a la vocación personal y social del hombre, según su propia competencia y con sus propios medios, puede encontrar en la doctrina social de la Iglesia un importante apoyo y una rica fuente.1038Benedicto XV, Apelo a los Jefes de los pueblos beligerantes (1 de agosto de 1917 AAS 9 (1917) 423.896Juan xxiii, Carta enc.Esta perspectiva hace posible elaborar criterios normativos para una solución correcta de los diversos problemas sociales, porque las personas no deben ser consideradas sólo singularmente, sino también en relación a sus propios núcleos familiares, cuyos valores específicos y exigencias han de ser tenidos en cuenta.Catecismo de la Iglesia Católica, 2034.514Juan Pablo II, Carta a las Familias Gratissimam sane, 11: AAS 86 (1994) 884.En particular, es moralmente inaceptable cualquier teoría o comportamiento inspirados en el racismo y en la discriminación racial.881 La convivencia entre las Naciones se funda en los mismos valores que deben orientar la de los seres humanos entre sí: la verdad, la justicia, la solidaridad.El martirio es el testimonio de la propia conformación personal con Cristo Crucificado, cuya expresión llega hasta la forma suprema del derramamiento de la propia sangre, según la enseñanza evangélica: «Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero.En los países que siguieron siendo nominalmente comunistas tras la Guerra Fría, especialmente en China, la prostitución siguió siendo ilegal y, sin embargo, común.204 Catecismo de la Iglesia Católica, 357.La paz es, por tanto, «el fruto del orden plantado en la sociedad humana por su divino Fundador, y que los hombres, sedientos siempre de una justicia más perfecta, han de llevar a cabo».1027 Este ideal de paz «no se puede lograr si.Esta doctrina induce al hombre a no permanecer en la culpa y a no tomarla a la ligera, buscando continuamente chivos expiatorios en los demás y justificaciones en el ambiente, la herencia, las instituciones, las estructuras y las relaciones.B) Jesucristo prototipo y fundamento de la nueva humanidad 431 El Señor Jesús es el prototipo y el fundamento de la nueva humanidad.
Reconciliatio et paenitentia, 2: AAS 77 (1985) 188;.
Familiaris consortio, 13: AAS 74 (1982) 93-94.

C) A la luz y bajo el impulso del Evangelio 104 Los documentos aquí evocados constituyen los hitos principales del camino de la doctrina social desde los tiempos de León xiii hasta nuestros días.


[L_RANDNUM-10-999]