con esa carita tan putita

al negocio, un negocio putitas finas glamour teen de zapatos al que luego me lleva pero no me gusta ir porque me aburro- dijo la putas huatulco nena, para ella ya era muy normal que el viejo la manoseara a su antojo, incluso se quitaba el top luciendo sus tremendos pechos.
Así se la pasaba gritoneando este anciano de nombre Don Candelario, era un viejo chaparro pero de pecho y espaldas anchas, cabello corto completamente canoso, siempre vistiendo un semitransparente, lullido y sudado sport que por lo sudado y lullido se podía apreciar la ubicación exacta.Era por demás notoria el hambre de carne que poseía este otro verraco quien usaba los pantalones a la altura del ombligo, ya que al pasar cerca de una familia conformada por los padres y una adolescente hija casi se va a una coladera por.Me quede inmóvil, mirándolo contrariada por el miedo y los placeres que ese cochino despertaba en mi intimidad.pero y mis compañeros, no se enojarán cuando vean que yo no entro a las clases y ellos sí?, es que las clases del maestro Teo son aburridísimas- dijo la nena ahora un poco nerviosa por la gorda mano que tenía haciéndole cariñitos.Don Marce veía como poco después de ser lamido de su verga Cassandrita levantaba su mirada para cruzarla con la suya al tiempo que se sacaba la verga muy despacio, notando el viejo como la lengua de la niña servía en esos momentos como cama.ya chiquita, yo sé que tú lo deseas más que yo, solo siéntete, tienes la papaya hirviendo en calentura- dijo el viejo comenzando a frotar obscenamente la panocha de la nena con sus viejas manos mientras ella frunció sus cejas al sentir los toqueteos, fueron.estás pero bien pendejo viejo maricón, más bien el maricón eres tú con tus pelitos peinados y que te echas esas mariconadas que se echan los mocosos en el pelo, de seguro ya ni la verga se te para por tanta mamada que te echas.siii- murmuró la nena mordiéndose los labios, realizando un casi imperceptible movimiento de acercamiento hacia el viejo tratando de juntar sus carnosos labios con los de este, cosa que el viejo se dignó a rechazar siempre buscando la oreja de ella, lo que.anda, anda, lo primero que se te venga a la mente- dijo el viejo al tiempo que tomaba un buen mechón del cabello de ella para de esta manera atraerla hacia él, Cassandrita sintió el fuerte jalón pero no objetó nada, solo siguió emitiendo quejidos.cacho de vergazo que te pegates y todo por ir de caliente, viejo cochino- decía Don Marce una vez que el risueño Candelario llegaba a donde ellos, sobándose una de sus piernas, mostrando una mancha morada debido al golpe.viejos ardidos, hablan de pura puta envidia, miren, tengo hasta su número de teléfono, le voy a marcar para que vean- decía Don Marce rascándose su casi calva cabeza dejando caer algunos residuos blancuzcos a partir de su rascado y apretando nuevamente algunas teclas.Bueno, vamos al grano.ande Don Marce, métase debajo de la cama- nerviosa la nena fruncía sus cejas intentando convencer al pedazo de asno.El viejo y gordo maestro dialogaba por su celular con su colega Teo, sentado en la silla de su escritorio y con sus patas arriba contaba cómo le había hecho para citar a su alumna más comestible a la hora de la salida.y no solo el calzón, luego toda la papaya, la otra vez una se metió a bailar en tanques de agua y cuando salió se le marcaba un sapote, hasta me paré a sobárselo y a lamer la pantalla, me di unos jalones de verga.Y no solo ahí, cuando la señora entró a la casa, a partir de un pequeño hueco hecho en la persiana pudo observar como dicho niño pasaba nuevamente, volteando hacia la casa, estando la señora a punto de salir fue alcanzada por una de las.
(justo en ese momento el joven Armando, envalentonado, había decidió marcar también a Cassandra con la finalidad de ver si podía tener una conversación con ella antes de dormir, pero en las dos ocasiones que marcó al número de su enamorada siempre recibió la misma.
jijijij, síp, lo que es hoy, los martes ahh y mañana- respondía la nena.




[L_RANDNUM-10-999]